Ladrillo hidrofugado o hidrófugo

Ladrillo hidrofugado o hidrófugo

¿Qué es ladrillo hidrofugado o hidrófugo?

Según la RAING  el ladrillo hidrofugado o hidrófugo es:

El ladrillo que, en su proceso de fabricación, a la salida del horno, son tratados con un hidrofugado por inmersión, sumergiendo las piezas cerámicas en una solución acuosa con derivados de silicona. Gracias a esto, el ladrillo repele el agua de lluvia, aunque no impide su saturación por inmersión.

El método de aplicación del producto hidrofugante puede ser realizado también por aspersión.

Normalmente la “hidrofugación” va a ir a las partes vistas del ladrillo aunque también pueden serlo las tablas, lo que encarece el resultado final pero le da más resistencia al conjunto del elemento constructivo.

El proceso de hidrofugado debe tener en cuenta que la impermeabilización (no dejar pasar el agua líquida) que se persigue no debe afectar a la necesaria transpirabilidad (no dejar pasar el agua en estado gaseoso) del ladrillo.

La solución acuosa con la que se trata el ladrillo hidrófugo suele contener algunas sustancia derivadas de la silicona, lo que le otorga la cualidad hidrofugante auqnue puede ser tratada con sustancias afines.

Este tratamiento penetra unos pocos milímetros de la superficie del ladrillo minimizando la succión del material.